Menú
ESPÍAS EN EL FRÍO
septiembre 10, 2014 Cine de Autor

 

El hombre más buscado, de Anton Corbijn, es la última película de Philip Seymour Hoffman como actor sin retoques en la producción. Se trata de un película clásica de espionaje en la que Günter (Philip Seymour Hoffman), es un espía que, tras una acción en Beirut que sale mal, es destinado en Hamburgo, punto estratégico por el tránsito de personas. Él tiene un equipo para seguir a un importante mecenas árabe que están investigando si envía dinero a grupos terroristas en el que han encontrado a un hombre que ha entrado clandestinamente con un dudoso pasado y al que necesitan para atrapar al mecenas.

El film destaca por sus localizaciones europeas (al igual que la cinta El Americano, del mismo director), y por las buenas actuaciones de su lujoso elenco: Willem Dafoe como banquero; Rachel McAdams como representante de derechos para extranjeros; Robin Wright como agente de la CIA y, sobre todo, un omnipresente Philip Seymour Hoffman,que aparece en casi cada plano de la película y que, en ocasiones, entronca con el personaje de George Smiley de El topo, de Tomas Alfredson. Hay qué ver cómo crea a su personaje, casi desesperado para conseguir su objetivo.

En definitiva, estamos ante una notable adaptación de la novela de John Le Carré, apta para los amantes del espionaje con aroma clásico, y de los personajes con atisbos de grises, entre nubes de tabaco y vapores etílicos, al borde de la desesperación en un ambiente que nos recuerda a otro libro del mismo escritor, El espía que surgió del frío.

JR PALOMAR.-

Deja un comentario
*