ENTRE LA HUMANIDAD Y LA BESTIALIDAD

(2 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...

NIÑOYBESTIA

Mamoru Oshoda (Summer Wars, 2009) escribe y dirige El chico y la Bestia, un anime de ambientación fantástica que divide su tiempo entre dos protagonistas y sus respectivos mundos. El primero es un chico humano, tokiota concretamente, que se ha escapado de casa con nueve años tras la pérdida de su padre y cuyo nombre nunca llegaremos a saber, quedándonos con su apodo Kyuta. El segundo es el indisciplinado y salvaje campeón del mundo de las bestias Kumatetsu. En una visita a nuestro mundo ambos se encuentran y Kumatetsu le ofrece a Kyuta la posibilidad de ser su aprendiz.

Desde el punto de vista del chico descubriremos un mundo habitado por animales antropomorfos y similar al Japón feudal. Dejamos atrás las apagadas calles de Tokyo para adentrarnos en un mundo cargado de vida y vibrante colorido. El gran trabajo realizado en la animación queda, sin embargo, deslucido por un desarrollo de personajes y conflictos a los que les falta ambición. A estas alturas, el hecho de que el público objetivo de una cinta sea mayoritariamente infantil no es excusa para dejar fuera una historia compleja, con matices y subtextos.

En El Niño y la Bestia sin embargo, la falta de una figura paternal de uno y el combate por la supremacía del otro no dejan de ser recursos de manual a los que podría haberse sacado mucho más jugo. Resulta extraño, por otra parte, todo lo concerniente al mundo humano una vez pasan los años y un Kiuta casi adulto busca sus orígenes al quedar claro que nunca forma parte al cien por ciento del mundo de las bestias. Esto da pie, eso sí, a una secuencia impresionante con las calles de Tokyo convertidas en una suerte de océano espiritual.

El Chico y la Bestia es por tanto un entretenimiento recomendable sobre todo para ver con niños, aunque su mensaje y desarrollo dejará más bien indiferente a los adultos que les acompañen.

JAVIER DEL JUNCO.-

2 thoughts on “ENTRE LA HUMANIDAD Y LA BESTIALIDAD

Responder a My Sweet Ágatha Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *