ELEGANTE Y SEDUCTOR, TOM HIDDLESTON

 

Uno de los actores más talentosos de la generación de los trentañeros es, con permiso de Fassbender, Gosling y Cumberbatch, Tom Hiddleston. Y esta temporada, este londinense elegante y seductor, va a estar más en la cresta de la ola que nunca, pues tres títulos le avalan: La Cumbre Escarlata, de Guillermo del Toro, High Rise, de Ben Wheatley y el biopic I saw the light, por el que, según empiezan a decir las encuestas podría ganar su primer Oscar o, como mínimo, estar entre los nominados de esta edición.

Sólo con High Rise, un film tan incómodo como duro, tan hilarante como dramático, pues es una crítica en toda regla a la sociedad occidental capitalista, y su doctor Robert Lang, tan seductor como sibarita, tan destructor como integrador, ya tendríamos al mejor Hiddleston.

En La Cumbre Escarlata da vida a Thomas Sharpe, un misterioso baronette venido a menos, que posee un caserón y tiene una extraña hermana, ambos llenos de misterios. Un cuento gótico para fans del Hiddles más unido al cine de género.

SU FILMO ANTERIOR

Su filmografía anterior ya le auguraba el éxito, tanto en el terreno comercial, con el mítico malvado Marvel, Loki, de Thor y Los Vengadores, como en el cine más indie. En este cine de autor destacamos sus roles protagonistas más seductores, el de The Deep Blue Sea, de Terrence Davis, donde conseguía enamorar hasta  enloquecer a Rachel Weisz, y el de Sólo los amantes sobreviven, una curiosa mezcla de cine de vampiros cool, tan seductores como amantes del arte, de las ciencias y de la cultura con el romanticismo más peculiar y melancólico, por obra de Jim Jarmush.

Fuera del cine, ha interpretado a Shakespeare en dos ocasiones, para la obra de teatro Coriolanus y en la serie de la BBC, The Hollow Crown, donde se ponía en la piel del rey Henry V.

EN PROYECTO

Tiene en la cartera dos proyectos comerciales: uno en fase de rodaje, Kong: Skull Island, sobre lo orígenes de King Kong y otro aún “en pañales” y previsto para 2017, la nueva entrega de Thor: Ragnarok. Así que hay Hiddles para rato…

SONIA BARROSO.-

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *