Menú
EL CONQUISTADOR Y LA CORISTA
diciembre 1, 2014 Gran Publico

La última aventura de Robin Hood no es el biopic de Errol Flynn, sino que se centra en su última época y concretamente en su romance con la corista y aspirante a actriz de 15 años Beverly Aadland. Asimismo, también cobra importancia capital la madre de la protagonista, Florence, y la relación que se establece entre la pareja y la madre, alcohólica y con unas enormes ganas de ver a su niña triunfar en el mundo del espectáculo.

La película de Richard Glatzer y Wash Westmoreland nos recuerda a otro biopic de hace un año, el de Hitchcock, aunque, en ese caso, nos relataba el rodaje de Psicosis y la relación con su esposa y con su actriz principal, Janet Leigh. En esta ocasión, la aproximación a la figura artística de Errol Flynn es completamente reducida a su faceta de golfo, seductor y conquistador de jovencitas. Mientras que se centra más en la relación entre ambos y también en los tira y aflojas entre madre e hija con respecto al romance con el actor que las unía y dividía a partes iguales.

Así pues, la cinta no tiene nada de especial, pues la realización es plana e impersonal. Si no fuese por la presencia del trío protagonista de empaque: Kevin Kline, como Errol Flynn; Dakota Fanning, como Beverly Aadler; y Susan Sarandon, como Florence, la madre de la protagonista., la película caería en el más profundo de los olvidos, como un puro producto de sobremesa tan telefilmero como insustancial.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario
*