Menú
DEMOLITION: CÓMO GUSTA DEMOLER LA VIDA
junio 28, 2016 Articulos

DEMOL

La carrera de Jean-Marc Vallée ha dado en la diana cuando se ha sentido cómodo en el drama, con algún toque de comedia, ironía o excetricidad por parte de personajes o situaciones. Nos gustaron del director canadiense C.R.A.Z.Y, Café de Flore, La reina Victoria o Dallas Buyers Club, la que hemos visto la mayoría, con las portentosas interpretaciones de Matthew McConaughey y Jared Leto.

Demolition (Demolición) es su nueva película, el drama de un hombre de negocios, interpretado por Jake Gyllenhaal que pierde a su mujer en un accidente de tráfico y la manera que tiene tan peculiar de afrontar esta pérdida.En el hospital,no puede acceder a comprar un snack y decide escribir a la compañía que gestiona las máquinas de snacks explicando todo lo que le ha pasado últimamente en su vida y cómo se siente. Una noche, mientras está «demoliendo» su nevera, recibirá la llamada de una comercial de la compañía de snacks,Karen Moreno (Naomi Watts), una fumadora de marihuana y madre de Chris, un adolescente malhablado con problemas de identidad.

Este drama nos plantea una serie de cuestiones bastante interesantes: Las maneras de afrontar una pérdida, el fin del amor, las relaciones familiares y materno-filiales, la búsqueda de la amistad como apoyo, la locura y la excentricidad para huir de uno mismo, etc. Bajo una actitud fría y excéntrica, Jake Gyllenhaal ofrece un recital con un personaje al que sólo le interesa «demoler» objetos como metáfora de «demoler» su vida pasada para recomponer la presente; asimismo, los personajes de Naomi Watts y de Judah Lewis (un adolescente muy C.R.A.Z.Y «style») se sienten tan o más perdidos que él. El encuentro entre estos tres personajes y las situaciones que vivirán juntos es, sin lugar a dudas, lo más atractivo de la función.

Aunque el buen pulso narrativo y la justa dosificación del drama se le va un poco de la mano al director canadiense hacia en tramo final, con una sucesión de hechos tan impactantes como más increíbles. A pesar de que Demolition no es redonda, sí es dramática, loca, divertida y reflexiva para atraparnos en una historia y unos personajes tan imperfectamente humanos con los que acabas por empatizar, gracias a la química de su trío protagonista.

SONIA BARROSO.-

"4" Comments
  1. Me gustan los intérpretes y el drama de la reflexión también así que tomo nota para verla estoy segura de que son de esas películas que dejan «poso».
    Un beso.

Deja un comentario
*