CUMBERBATCH EN LA CRESTA DE LA OLA

Esta semana, Benedict Cumberbatch ha vuelto a encaramarse a la cresta de la ola por dos razones. La primera, por el esperadísimo estreno en la BBC el día 1 de enero del capítulo especial de la serie Sherlock para Año Nuevo, La Novia Abominable, junto a su inseparable Dr.Watson (Martin Freeman), con el que nos deja la miel en los labios hasta el 2017 a la espera de la cuarta temporada.

La segunda, por la aparición en los medios de la nueva imagen del Doctor Strange, de Scott Derrickson, basado en el comic de Stece Ditko, en la que compartirá cartel junto a Rachel MacAdams, Tilda Swinton y cuyo villano será interpretado por Mads Mikkelsen.

Pero este notable intérprete londinense de 38 años, de mirada azul grisácea, pícaro y stylish, es mucho más que Sherlock y Doctor Strange. Sus personajes en El topo, de Tomas Alfredson; 12 años de esclavitud, de Steve McQueen;  El quinto poder, en la que interpretaba a Julian Assange; War Horse, de Steven Spielberg y, sobre todo, el supervillano Khan, de Star Trek into the Darkness, así como prestar su voz del Dragon Smaug para dos entregas de El Hobbit, han conformado una carrera tan ecléctica como interesante, consolidando su posición en la meca del cine.

Incluso tiene en su haber una nominación al Oscar por dar vida al padre de la informática, Alan Turing en The imitation Game, de Morten Tyldum. Y por si todo ello os parece poco, además se atreve a llevar a escena a Hamlet en escenarios londinenses y es una de las celebrities más adoradas de la actualidad, arrastrando toda una legión de “cumberbitches” a sus espaldas. Elemental, querido Sherlock.

¿Os gusta Benedict Cumberbatch? ¿En qué serie o película? Nos podéis comentar en nuestro FB y twitter, si queréis. ¡Gracias!

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *