Menú
CREED 2: EL BROCHE DE ORO A UNA CARRERA
enero 25, 2019 Articulos

Tras el hermoso final que fue Balboa para el personaje de Rocky, Creed: La leyenda de Rocky suponía el comienzo de una nueva saga protagonizada por el hijo de Apollo, Adonis Johnson, acompañado de Rocky en un papel secundario que supuso un Globo de Oro y una nominación a los Oscar para Sylvester Stallone como mejor actor de reparto. El anuncio de Creed II venía acompañado con la sorpresa de la vuelta de Ivan Drago, mítico rival del potro italiano en Rocky IV y asesino de Apollo Creed, interpretado por Dolph Lundgren.

En esta nueva aventura el personaje de Adonis (Michael B. Jordan), tras proclamarse campeón de los pesos pesados tendrá que hacer frente en un combate a Viktor Drago (Florian Munteanu), hijo de Ivan Drago (Dolph Lundgren). Para ello, Adonis volverá a contar con el apoyo de su pareja, Bianca (Tessa Thompson), y con Rocky Balboa (Sylvester Stallone) en su esquina del ring.

Ryan Coogler –director y guionista de la anterior entrega- ocupado en la preproducción de Black Panther 2, cede los mandos a Steven Caple Jr. quien hace frente al reto con tan solo una película a sus espaldas. Es cierto que Coogler es un director más fino, estético y experimentado, pero Caple Jr. sabe suplir sus carencias a base de nervio y un pulso magistral para las escenas de lucha, haciendo que cada puñetazo duela en el propio espectador, mientras pasa de forma correcta sobre las escenas más dramáticas.
En el apartado del guión, Stallone vuelve a tomar las riendas del mismo, como ha sido habitual en toda la saga salvo en la anterior, y lo hace junto a Juel Taylor. A diferencia de muchos de los personajes interpretados por el actor, los guiones de Rocky siempre se han caracterizado por el mimo al protagonista y su entorno –no así con los villanos, que tan solo servían como elemento ante el que luchar el protagonista, obviando a Apollo en la primera-. Sin embargo, en esta ocasión además de mantener ese cariño a sus protagonistas, han conseguido construir una trama detrás de los dos antagonistas de modo que el espectador llega a empatizar con ellos.

A nivel actoral es difícil encontrar algún pero, Sylvester Stallone demuestra una vez más que nació para ser Rocky, el actor es una leyenda -eso es innegable independientemente del gusto del espectador- y su Rocky forma parte del imaginario de la historia del cine; Michael B. Jordan es un animal interpretativo, devora a su personaje disfrutándolo, la química con Stallone es perfecta y, aunque es difícil quedarse con una, merece una mención especial una escena que tiene lugar en un hospital –no diré más por no entrar en spoilers- donde ambos actores consiguen erizarte la piel; Tessa Thompson, no se queda atrás en el juego y deja claro que estamos ante una de las actrices con mayor proyección del panorama actual; después tenemos el lado antagonista donde Dolph Lundgren abarca todo, el mítico Ivan Drago  sigue imponiendo como lo hiciera en Rocky IV, es capaz de hacer que te tiemble el cuerpo con una sola mueca o una mirada; y Florian Munteanu, quien sin estar mal, es el eslabón más débil dentro del reparto, no por demérito suyo, sino por tener que competir tanto con el recuerdo del Lundgren de la cuarta entrega como con la interpretación del Lundgren actual.

Además de esta pequeña muesca en el reparto, el otro inconveniente que encontramos en el filme es la aparición de Brigitte Nielsen, y es que si bien su intervención es un gesto cariñoso para los fans, provoca que uno de los puntos fuertes construido en torno a Viktor Drago pierda el efecto y la fuerza que tenía hasta ese momento.

Por último, no me gustaría dejar de mencionar la maravillosa banda sonora de Ludwig Goransson, quien –como ya hiciera en la anterior entrega- demuestra un respeto casi reverencial por la original, a la vez que sabe dotar de personalidad propia a los nuevos temas que la componen.
En definitiva, aquellos a los que no les entusiasmen las aventuras de Balboa, aquí no encontrarán nada que les haga cambiar de opinión. Sin embargo, los fans encontrarán una de las mejores películas de la saga, un broche de oro a toda una carrera.

JOSU DEL HIERRO.-

Deja un comentario
*