Menú
EL CORREDOR DEL LABERINTO: LA CURA MORTAL
enero 26, 2018 Articulos

Hace un tiempo, a raíz de la primera entrega de Los Juegos del Hambre, empezaron a surgir cintas cortadas para un mismo patrón. Se trataban de distopías juveniles de cierto trasfondo social nacidas en las páginas de un bestseller teen, con varios puntos en común con el mundo de las novelas Suzanne Collins. De ahí surgieron las adaptaciones de las sagas literarias de sagas literarias como la de Divergente o ésta que nos ocupa El Corredor del Laberinto . Estas sagas juveniles tuvieron bastante aceptación, especialmente por el target que convirtió a Jennifer Lawrence en estrella y su Katniss Everdeen.

Sin embargo, el chicle fue estirado en demasía por los productores y este tipo de películas acabó teniendo menos aceptación. La saga de los Juegos del Hambre realizó la misma argucia que la última entrega de Harry Potter dividiéndose en dos, algo que hizo que Divergente la siguiera en su planificación comercial. El problema es que las dos entregas de Los Juegos de los Hambre convirtió el que podría ser un buen desenlace en un aburrido díptico con exceso de relleno. Peor fue Divergente , cuyo fracaso en la primera parte de su desenlace ha provocado que se termine en una miniserie de estreno por determinar sin los actores originales.

En el caso de El Corredor del Laberinto la mala fortuna sucedió en el rodaje. El actor protagonista tuvo un serie accidente en el rodaje que pospuso la última película de la saga. Por suerte, el actor se ha recuperado y el film se ha terminado, concluyendo en una tercera entrega definitiva para la saga. ¿Y qué me ha parecido? Pues para un no seguidor de los libros confeso y alguien que ha visto las películas sin demasiado entusiasmo -es lo que hay-, he de confesaros que la tercera entrega me parece la mejor de todas. Creo que es la mas entretenida, la mejor rodada y la que cierra los arcos de narrativos de forma más satisfactoria. Desde el inicio del film con una magnifíca escena de acción que es puro western, pasando además, por el marco de ciencia ficción setentera en la que transcurre el film, que parece sacada de un Escoge tu propia Aventura con ciudades apocalípticas llenas de disturbios que cruzan Mad Max con The Warriors o zombies infectados que parecen sacados de la chistera de Richard Matheson. Todo eso con un aire mucho mas nítido, formulaico (el mayor problema de la cinta es que es muy previsible junto algún secundario desaprovechado, sobretodo Walter Goggins -que en lo poco se sale se convierte en el amo) y un toque algo impersonal en sus referentes, pero con un gran sentido del ritmo y sin cargar las tintas en la parte romántica de la historia, que es el motor de la misma, pero nunca se convierte en un lastre.

Así pues, parece que el tiempo de espera ha valido la pena y El corredor del laberinto: La cura mortal es la entrega mas sólida de todas, con secundarios robaescenas, tales como Aiden Gillen como villano y buenas secuencias de acción. Algo que no es moco de pavo viendo como han terminado sus competidoras. Ideal para pasar un buen rato de cine con Thomas, Newt, Teresa y compañía de la mano del director de la trilogía del Wes Ball y el mundo que creo James Dashner en las novelas.

JOAN BOTER.-

Deja un comentario
*