COMANCHERÍA: CONTRA EL CAPITALISMO SALVAJE

(1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...

hell

Comanchería (Hell or High Water), de David McKenzie, es un thriller dramático con un sentido del humor y con pinceladas de ironía peculiares, lo que hace de ella un cóctel tan intenso como disfrutable, pues en ella se condensan una historia familiar, una buddy-movie, una road-movie, una película de atracos y un western. ¡Casi nada!

La historia de dos hermanos Toby y Tanner Howard (unos estupendos Chris Pine y Ben Foster) que se dedican a robar pequeñas sumas de dólares a los bancos Texas Midlands y la caza contra ellos que emprenderá un ranger a punto de la jubilación, Marcus Hamilton (un memorable Jeff Bridges, nominado al Globo de Oro como mejor actor de reparto) y su compañero comanche, Alberto (Gil Birmingham) podría resultar una película más de robos, ladrones y policías de no ser por toda la carga crítica y la profundidad dramática que contiene.

El guión, obra de Taylor Sheridan -responsable del libreto de Sicario y también nominado al Globo de Oro, al igual que la película- pone enfásis en la crítica contra el capitalismo salvaje y, muy especialmente, contra el sistema bancario, que hace empobrecer a la gente trabajadora, que acaba endeudándose hasta el cuello por el pago de las hipotecas que han contraído con las entidades financieras.

Además de esta crítica, el film ahonda en la psicología de los personajes, en concreto de los tres principales: El padre divorciado y con dos hijos, ahogado de cargas familiares y económicas; el hermano ex-convicto con nada que perder, y el ranger a punto de jubilarse, de vuelta de todo y con un gran sentido del deber y del compañerismo. Así pues, quedan muy bien definidas las intenciones de cada uno de ellos y su determinación de llegar hasta el final en lo que se propongan -y no diremos más para no revelar aspectos sustanciales de la trama- (de ahí ese título original “hell or high water”).

Asimismo, también hallamos en la película la confrontación existente y los cambios de mentalidad entre “Viejo Oeste” y sus gentes con el “Nuevo”, a través de las conversaciones entre ambos rangers o de ellos con los habitantes de los pueblos texanos, a los que van interrogando.

En definitiva, si os gustan los thrillers emocionantes y emocionalmente intensos, con un ritmo pausado como algunos temas de la banda sonora de Nick Cave, Comanchería nos ofrece más de lo que parece a primera vista y da qué pensar posteriormente. ¿Qué más se le puede pedir a una propuesta pequeña e independiente?

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *