CARLOS VERMUT: “EN QUIÉN TE CANTARÁ HAY IMÁGENES QUE PUEDEN PERDURAR”

Carlos Vermut es tan cercano y sencillo, como serio y afable o, al menos, es lo que me pareció en distancia corta al poco después de terminar la proyección para prensa de Quién te cantará, su nueva y esperada película tras Magical Girl. En esta entrevista conversamos sobre su universo fílmico, el proceso de escritura de guión, el casting de actrices tan impresionante e incluso de porqué la película no había estado presente en el último festival de Sitges, en un diálogo muy enriquecedor como cinéfilos. ¿Nos acompañáis, Faces-Friends? 

Acabo de salir de la película hace nada y no he tenido tiempo para reflexionar y ahora estoy contigo haciéndote una entrevista...

¡Madre mía! Es muy pronto para procesar la película. Yo vi Cold War el viernes pasado y aún le doy vueltas, y no sabría ni qué preguntarle a Pawel Pawlikowski si le tuviera que hacer una entrevista al salir del cine.

¿Cómo fue el proceso de cast?

Fue un proceso muy largo de casting, de elegir a actores similares que pudieran hacer un personaje, que se adapte el personaje a los actores, de confiar en ellos y de trabajar la secuencia y el momento emocional del actor, hay todo un trabajo técnico detrás, etc. Es un proceso muy amplio el que pasas de lo más conceptual y relativo a las emociones y de explicar el personaje más emocional y psicológico y, luego, el proceso del trabajo en el set, de trabajar en el texto, y de confiar que yo voy a poder dar una estructura a todo ello.

Con Eva  Llorach es vuestra tercera colaboración juntos (tras Diamond Flash y Magical Girl)…¿Pensaste en Najwa Nimri para el papel o cómo llegó a la película?

Escribí la película sin tener a nadie en mente para el personaje de Lila y cuándo pensé en hacer los personajes de Lila y Violeta estaba buscando a dos actrices que representasen casi la imagen una sola y que pudiesen ser como las dos caras de una misma mujer, y apareció en mi cabeza el combo de Najwa y de Eva. Quedamos un día, las junté, hubo muy buena química, una energía muy especial, y ahí empezamos a trabajar.

En la película hay también una reflexión sobre la fama. Hay muchas capas y reflexiones, no nos la acabamos en un sólo visionado, sino que habrá que verla muchas veces. ¿La idea original al escribir el guión cuál fue?

La primera idea con la que trabajé era la historia de una diva a través de los ojos de una fan, de una persona que la admira. Me pareció interesante. Cómo conocer a alguien no a través de lo que es, sino de lo que los demás ven de esa persona. Ese fue el gérmen de la historia hasta ir incluyendo otros temas como la maternidad, los compromisos, el fracaso, la frustración, etc.

El universo de Carlos Vermut es más dramático y más íntimo, ¿para cuándo una comedia, algo que rompa con estos últimos títulos?

Hice un corto que era una comedia. No lo he visto, respondo yo (risas nerviosas). Y Vermut prosigue: “Me veo haciendo de todo, no hay algo que diga que no haría jamás, me parecen bonitos los retos. A lo mejor ahora no me apetece una comedia, pero no te diría que nunca la haría. A veces, aparecen oportunidades maravillosas precisamente para ponerte a prueba. La identidad es algo interesante y, a la vez, es una cárcel si te perpetuas en lo que sabes que les has gustado de una manera, de repente estás tan enganchado a la opinión y a la aprobación de los demás que acabas imitándote a tí mismo por el miedo a no gustar al resto. Lo bonito es alentarte a dialogar con otras cosas aún con el riesgo a no gustar”.

En la película hay muchísimas imágenes fascinante que se quedan en la retina ahí  grabadas durante mucho tiempo, envueltas con la música…

En esta película hay más consciencia de la imagen, al margen de la narrativa y de que los personajes cuenten, si que hay una intención por mi parte de trabajar y hablar más con las imágenes, que la puesta en escena no fuesen personajes contando cosas, no solamente secuencias que puedan perdurar, sino imágenes que puedan perdurar. Me tomé más tiempo para crear imágenes y lo que pudiera contar con la imagen no tuviera que hacerlo con la palabra.

¿Por qué Quién te cantará estuvo en Donostia y no estuvo en Sitges? la esperábamos…

El productor o los distribuidores tuvieron miedo que, al ser un festival de cine fantástico, aunque la película tenga elementos fantásticos, pero no lo es a 100% pudiera perjudicar a la película.

Pero hemos visto Burning, que tiene elementos de género, pero no lo es y es una película estupenda también. ¿Acaso el terror o el fantástico tiene que ser puro y duro?, creo que la mezcla de géneros es enriquecedora…

Estoy absolutamente de acuerdo con que es buena la mezcla de géneros, y me gusta que Sitges sea así, pero igual parte del público que va a Sitges va buscando otra cosa y tú como distribuidor tienes una mentalidad y, por eso, una película va a Donostia y otra va a Sitges. Hay gente que a los que Nancy les hubiera encantado en otro festival y hubiera tenido más éxito porque salieron diciendo que no era de género, y eso es lo que los distribuidores tratan de evitar. Yo a Sitges voy todos los años y todos los días, soy muy fan, es mi festival favorito del mundo.

Hay películas que son entretenimiento puro y duro, de usar y tirar, y otras que te llevan a una reflexión posterior, como es el caso de ésta. Hay que explicar una línea muy básica para no hacer spoiler enorme y que luego el espectador se encuentre lo que se encuentre y, según el espectador y lo que éste necesite, se encontrará una cosa u otra…

Totalmente, hay películas que interpelan más o menos al espectador. Hay películas que son lo que son, independientemente de quién las vea. Todas las películas interpelan, aunque algunas, al ser más ambiguas interpelan de una manera más directa. Hay días que me apetece ver Misión Imposible o la de los emojis, y esto pasa por el tema de la identidad: Cómo no todos los días eres la misma persona, no puedes ver la misma película. Las películas no son lo que son sino lo que vemos y necesitamos ver de ellas.

SONIA BARROSO.-(texto y foto).

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *