BRONX: POLIS Y BARBAS

(No Ratings Yet)
Loading...

Bronx

 

Si existieron dos industrias reformuladoras del noir en el cine occidental en la década de los 90, fueron la estadounidense (con Michael Mann y su Heat) y el policíaco francés con directores como Jacques Audiard o Pierre Morel, entre muchos otros. Dichas cintas se movían en la versión más pura del género (con sus tropos, claro) y eran dramas enfocados en personajes y escenarios urbanos galos, donde la moral es un concepto que, como mínimo, podíamos definir como “problemático”.

Bronx estaría en estos parámetros. Se trata de un policiaco old school donde la policía de Marsella y la mafia juegan la misma partida con cartas muy parecidas. La cinta se centra en un duro grupo de policías que parecen una mezcla entre el agente Cobra que interpretó Stallone en el cine y los moteros de la serie Hijos de la Anarquía. Entre ellos, destaca el protagonista: Richard Vronski, un policía honrado de los que no quedan, tal y como te quieren hacer mostrar en la “dudosa” escena de presentación del personaje.

La cinta no es del todo desdeñable, pero noto como la invade una sensación de piloto automático y una impostada profundidad que considero que no la beneficia para nada. Lo más destacable de la cinta es la factura, una atmósfera de tonos fríos, de interiores a contraluz, mucha testosterona y chispazos de escenas de acción seca y contundentes; realizadas con cámara en mano y su respectiva dosis de hemoglobina. El problema viene desde el punto de vista del guión, escrito también por su director Olivier Marchal (ya curtido en esta lides por films com LR73). No solo lo que nos cuenta no es nada nuevo en el género, si no que la pátina de gravedad emocional creo que no beneficia a un film que nos conocemos demasiado bien como para tomárnoslo en serio como espectadores.

 

 

Tampoco el cast ayuda demasiado aunque no entorpece al relato. Cumplen correctamente en esta función su rol como marionetas de la historia. Porque el guión es mas bien confuso y algo atropellado. Y, personalmente, lo he seguido más por inercia que porque me interesara lo que me contara. Y de esa forma, mientras nos metemos en los entresijos de la corrupción marsellesa, Lannick Gautry (el actor que da vida a Richard) ejerce de héroe sin pena ni gloria, al igual que el resto del reparto en sus papeles. Y mientras, Jean Reno pasa por allí ejerciendo un rol casi testimonial como el comisario Leonetti; dejándonos con la miel de querer mas metraje del actor nacido en Casablanca.

En definitiva, para mí, un euronoir al uso que cumple el expediente y poco más. No es el peor de su clase, pero esta años luz de ser algo de mención. Demasiadas caras serias y poca enjundia que apoye ese tono lúgubre…En fin, para los que busquen un film de acción con muchas barbas y miradas largas, Bronx es una opción de evasión noir competente. Pero creo podría haber sido bastante más.

La podéis ver en Netflix desde el 30 de octubre.

JOAN BOTER.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *