BORRACHOS DE CINE 2: LITROS DE ALCOHOL CORREN POR LA PANTALLA

EL SECRETO DE SANTA VICTORIA (POR JOAN BOTER)

-Que vienen los alemanes!
-Pues si han de venir, que vengan.
-No lo entendéis !Vienen a llevarse el vino!

El secreto de Santa Victoria es un film old school. Una comedia de alto presupuesto con mucha figuración ambientada en la Segunda Guerra Mundial (tras la caída del fascismo y la invasión alemana a Italia concretamente) y gran despliegue logístico con un reparto internacional de primer nivel. Anthony Quinn es Italo Bombolini, un borracho que acaba siendo alcalde por accidente y que mantiene una tóxica relación con su mujer interpretada por Virna Lisi.

Sin embargo, creo que no puede tratar temas mas actuales. Su descripción de la sociedad no dista tanto de la actual ni mucho menos de la que vemos hoy en dia en la calle o en los telediarios en Occidente en época de pandemia.Y es que como los habitantes de Santa Victoria somos capaces de implicarnos mas en causas como las del argumento del film que en otras causas. En este caso, los habitantes de una villa que da nombre al film se unen para proteger más de un millón de botellas de vino de ser confiscadas por los nazis. Y es que cuando uno le tocan lo suyo…

La comedia dirigida por Stanley Kramer no seria lo mismo sin el tour de force de Anthony Quinn, en su papel de alcalde bobalicón y alcohólico. Un rol histriónico y políticamente incorrecto para un film que se antoja difícil que se rodara hoy en día ya que, además, actualmente su humor resulta mas amargo del que era en su momento. Pero que a su vez, demuestra el poder de la colectividad y que al final y al cabo esconde un interesante mensaje ideal para los días venideros. El de trabajar juntos…

TREES LOUNGE (POR RUBÉN TOLEDO.-)

Hay que ver lo bien que sienta un traje a medida para el cuerpo al que va destinado. Algo así ocurre con Trees Lounge (Una Última Copa) viendo a su protagonista Steve Buscemi que, además, escribió y dirigió esta pequeña tragicomedia independiente. Aquí asistimos a todo un recital de registros de un Buscemi que, para mí, es de los actores que mejor beben de la historia del cine y de la televisión. También de los que mejor fuman en pantalla, por cierto. En esta historia asistimos a una caída gradual del protagonista en su propio infierno particular del cual parece escapar cada vez que acude a su bar favorito, que da nombre a la película, a ahogar su existencia en alcohol. Por el camino le acompañará el amor, un carrito de helados y una relación muy turbia con su ayudante.

He de confesar que tengo debilidad por el actor y he visto casi todo su repertorio de cine y series. En esta cinta me recuerda por momentos a su contrabandista de alcohol Nucky Thompson en la serie Boardwalk Empire (HBO, 2010-2014) sobre todo cuando tiene un sorbo de whisky ente manos. Pese a su ritmo lento, la cinta se compensa con la actuación de Steve y también de una joven Chlöe Sevigny en uno de sus primeros papeles. En la película también podemos encontrar actores de la talla de Mark Boone Jr., Daniel Baldwin o Bronson Dudley entre otros. Una película íntima, un relato de una persona corriente en un descenso peligroso hacia sus infiernos.

Por último, hay que señalar que esta cinta le valió a Steve Buscemi las nominaciones a Cámara de Oro en el Festival de Cannes, a Mejor Ópera Prima y Mejor Guión de Ópera Prima en los premios Indepent Spirit, y a Mejor Director en los premios Chlotrudis.

JUNGLA DE CRISTAL 3: LA VENGAZA (POR JOSU DEL HIERRO.-)

Si hay algo por lo que todo hijo/a de vecino ha pasado, tras una buena noche de excesos, es la fatídica resaca. Ahora, imagínate despertar con una terrible jaqueca provocada por demasiadas cervezas, para tener que hacer frente a un terrorista que amenaza con volar por los aires la ciudad de Nueva York a menos que tú juegues a su juego.

Pues justo esta es la situación en la que se encuentra nuestro querido John McClane al frente de su tercera aventura. En esta ocasión, nos encontramos a un McClane (Bruce Willis) que ha tocado fondo. Separado de su esposa Holly y suspendido de empleo y sueldo. John pasa las noches viendo dibujos animados, fumando y bebiendo una cerveza detrás de otra.

Sin embargo, cuando Simon (Jeremy Irons) hace explotar un centro comercial y llama a la policía para informar de que pondrá más bombas si John McClaren no juega con él a “Simon dice…”, McClane se verá obligado a volver a la actividad policial para dar caza a Simon. Por suerte para él, y para su resaca, en esta ocasión cuenta con la ayuda de Zeus (Samuel L. Jackson), un tendero que se ve involucrado en los planes de Simon tras ayudar a John en uno de sus juegos.

John McTiernan vuelve a ponerse a los mandos de la franquicia, tras ser sustituido en la segunda parte por Renny Harlin, para intentar ofrecernos una película a la altura de la original, saliendo victorioso de tan difícil tarea. Además, deja para el recuerdo algunas secuencias donde demuestra su maestría como director de acción –la pelea en el ascensor, el asalto al banco…- y que nos lleva a decir: ¡Maldita sea, qué alguien vuelva a darle un proyecto a este hombre!

Para refrescar la historia y no caer de nuevo en una copia de la primera, como sucedía con la segunda, Jonathan Hensleigh usa la ciudad de Nueva York como si de un personaje más se tratase, construyendo sobre ella una historia a medio caballo entre la acción más pura y algunos toques cercanos a los thriller de los 70’s. Haciendo que el título en castellano “Jungla de cristal” cobre más sentido que nunca.
En el reparto volvemos a encontrarnos con Bruce Willis, quien hace gala de su enorme carisma y vuelve a dejar claro que nació para interpretar a McClane; acompañado de un fantástico Samuel L. Jackson, quien forma con Willis uno de los mejores tándem que el cine de acción nos ha dado; y Jeremy Irons, quien consigue no desmerecer ante la comparativa con el brillante villano de la primera entrega, Alan Rickman; aderezados por un amplia número de secundarios que, si bien no destacan, aportan empaque y solidez en el apartado actoral como son Sam Phillips, Graham Greene o Larry Bryggman, entre otros.

Así que ya sabes, si te has levantado con resaca, pilla una botella de agua –a ser posible de dos litros-, acomódate en tu sofá, y prepárate para una buena dosis de acción. Y por favor… ¡qué alguien te consiga unas aspirinas! Disponible en Disney Plus. 

HA NACIDO UNA ESTRELLA (VANESA LORENZO VIVAS.-)

En 2018 Bradley Cooper nos sorprendió tomando la batuta en la dirección de la película Ha nacido una Estrella, protagonizada por él y por una portentosa Lady Gaga que demostró que no solo es una megaestrella del pop si no que también sabe defenderse con soltura delante de las cámaras, si bien es cierto que su papel era una perita en dulce en el que fÁcilmente podía entrar.

Como en tantas otras cintas el amor es el hilo conductor de una historia marcada por el alcoholismo.

Cooper interpreta a Jackson Maine, un músico consagrado que se enamora de Ally, Lady Gaga, una joven música supratalentosa a la que Maine conoce por casualidad una noche después de un bolo en su búsqueda un tanto desesperada por tomarse un trago. A partir de aquí tanto la historia de amor entre ambos como el ascenso de ella en el mundo de la música se ven envueltos por los problemas con el alcohol de él. A lo largo de la película descubriremos que este problema no ha llegado tras el éxito si no que desde muy pequeño el ambiente familiar y un padre igualmente alcohólico son los detonantes de su adicción, adicción que destruye todo lo que le rodea incluso cuando lo tienes todo para ser feliz.

De hecho, es el personaje de Bobby, hermano del protagonista e interpretado de forma muy solvente por Sam Elliott, el que nos da luz al respecto, “Fuiste su compañero de barra”, en ese momento entendemos dónde, cómo y porqué Jackson Maine tiene que batallar con sus demonios día a día.

La película contó con numerosas nominaciones, Bafta, Globos de Oro y por supuesto las 8 nominaciones a los Oscar, de las que pudo hacerse con el galardón a mejor canción por Shallow. Una película de la que destaco sus momentos musicales por encima de cualquier otro aspecto y que, a pesar de no considerarla de obligado visionado, sí es recomendable. Disponible en Amazon Prime Vídeo. 

Edición: Sonia Barroso.-

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *