Menú
ARTHUR RAMBO. DE LA CUMBRE AL BARRO, REDES SOCIALES DE POR MEDIO
abril 26, 2022 Cine de Autor

Laurent Cantet es un cineasta de sobra conocido por retratar el mundo actual con películas de temática social arriesgadas y comprometidas que reflexiona en éste su octavo largometraje, Arthur Rambo, sobre la forma en la que se utilizan las redes sociales, sobre todo, desde el supuesto anonimato, y las repercusiones que puede tener en nuestras vidas cuando no aplicamos ningún tipo de filtro en su uso.

Arthur Rambo está inspirada en una historia real, sin ser un biopic, donde Cantet nos narra el ascenso y caída de Karim, un joven escritor de origen magrebí que acaba de publicar su primera novela, donde habla del periplo de su madre como inmigrante desde su país de origen a Francia y de todos los retos que le han supuesto esta nueva vida a lo largo de los años. Francia entera idolatra a Karim por la sensibilidad que ha reflejado en su libro, pero pronto, en tan solo 48 horas, todo lo que ha construido se desmorona debido a que se descubre su cuenta b de Twitter, su alter ego digital de nombre Arthur Rambo, que el chico utilizaba para lanzar mensajes de odio.

Arrastrado por la turbulencia de la red y su repercusión mediática, Karim vive las dos caras de la misma moneda, la que te encumbra y la que te hunde en un abrir y cerrar de ojos.
Cantet consigue que podamos entender a la perfección los conflictos internos del personaje e incluso que vivamos las mismas contradicciones, esas que le han llevado del cielo al infierno en tan solo dos días. E, incluso, diría que, por instantes, se siente como un thriller social contemporáneo, ya que, cuando nada malo está ocurriendo, nos llega a transmitir que algo va ocurrir y esto es gracias a la tensión narrativa que mantiene desde el primer momento, en parte gracias tanto a su dirección como al montaje de la cinta.

Esta película es un aviso para navegantes: todo aquello que dejes reflejado en una red social y puede parecer divertido, ya sea mediante por el simple de hecho de querer provocar o como catarsis conductora de un desahogo, puede llevarte a lugares inhóspitos que jamás habrías imaginado y, además, puede truncar tu presente, tu futuro y hasta las relaciones que considerabas indestructibles. Nadie está libre del escrutinio del juicio popular.

A partir de un guión, escrito por el mismo Cantet junto a Fanny Burdino y Samuel Doux, el director francés vuelve a poner el foco en el difícil equilibrio de ser francés y árabe en la Francia de hoy en día, sin olvidar las diferencias generacionales y sociales, que siempre ha retratado de forma magnífica en sus anteriores trabajos. La historia de Arthur Rambo se concentra en un breve periodo de tiempo en el que Cantet refleja la celeridad y la tiranía de las redes sociales, nos lanza preguntas carentes de respuestas simples o de soluciones mágicas y abre debates muy interesantes.

El reparto de la película está integrado por Rabah Naït Oufella (quien debutó con el mismo director en la película La clase), Sofian Khammes (Un triunfo, La Nube) y Antoine Reinartz ( 120 pulsaciones por minuto, Los consejos de Alice), interpretaciones muy naturales que logran que la propuesta de Cantet sea más cercana y creíble.

Arthur Rambo es una cinta muy recomendable y, me atrevería a decir, que, incluso, necesaria en un mundo en el que las redes sociales son un espejo en el que volcamos nuestras vidas, la mayoría de las veces sin pensar en las consecuencias reales de nuestros actos y nuestras palabras en ellas.

VANESA LORENZO VIVAS.-

Deja un comentario
*