DANS L´AMOUR FOU

(2 votes, average: 3,50 out of 5)
Loading...

MI AMOR

Hay amores pasionales que son tan constructivos como destructivos, que llevan consigo una espiral de emociones: Sonrisas, lágrimas, diversión, sufrimiento, locura, sexo…Maiween, la ex-mujer de Luc Besson, retrata a la perfección un amour fou en Mi amor, con el gancho de la pareja Emmanuelle Bercot,ganadora del premio de interpretación femenina en Cannes, y un intenso Vincent Cassel.

Tony es una abogada de éxito que una noche de juerga junto a su hermano Solal (Louis Garrel) y su cuñada Babet (Isild Le Besco) se reencuentra con un hombre que conoció en su pasado, Georgio, el propietario de un restaurante, un hombre tan atractivo y divertido, como irresponsable y disperso. Cómo se conocieron y toda su historia de amor y desamor desenfrenado, de sus encuentros y desencuentros, nos relata la protagonista mientras se encuentra en un centro de rehabilitación para curar la rotura de ligamentos de su rodilla a causa de un accidente de esquí. Una relación tan magnética como disfuncional que la llevó de tocar el cielo de felicidad a los abismos del infierno, debido a sus continuas adicciones.

Este “ni contigo ni sin tí” destaca por la química existente entre ambos protagonistas que nos arrastran irremediablemente a divertirnos y/o a sufrir con ellos, sus aventuras y desventuras. No obstante, hay momentos que parece que la película se estanque y no avance y se nos hace un poco larga, pues se plantean situaciones o conflictos muy similares. No obstante, si sois fans de las parejas con morbo y de las historias de amor intensas, ésta es una buena película sobre las locuras por amor, la complicación de las relaciones y sus consecuencias.

SONIA BARROSO.-

5 thoughts on “DANS L´AMOUR FOU

  1. Hola Sonia.

    Yo la descubrí hace muy poco, y lo cierto es que me gustó mucho. El amor significa abandonar el miedo, y la religión terrenal del amor (o el amor romántico) nos hace creer que el amor de otra persona nos puede salvar de nosotros mismos. Pero sabemos que eso no es verdad. En muchas ocasiones los miedos acaban envenenando la relación poco a poco, sin que nos demos ni cuenta. El miedo es instintivo, pero si uno no logra afrontarlos, los miedos pueden dañar enormemente a las personas que más queremos. Jan Hrebejk ha presentado The Teacher en el festival de Gijón y según él la historia muestra la “fuerza destructiva del miedo”.

    Si uno no se acepta tal y como es resulta difícil, por no decir imposible, que pueda construir una relación que sea saludable y estable, es decir, que sea beneficiosa para ambas partes. Esa idea se refleja claramente en Boys Don’t Cry de Kimberly Peirce. Si una persona no se acepta y no es fiel a sí misma, no puede construir una relación que se base en la honestidad y en el respeto. Y paralizado por los miedos es difícil construir nada sólido y bonito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *