Menú
EL RITMO DE LA VENGANZA: ACCIÓN Y EVASIÓN
marzo 4, 2020 Articulos

Un avión que se estrella con un montón de pasajeros a bordo, entre ellos, los padres de la protagonista, Stephanie (interpretada por Blake Lively), una joven que tras sumergirse en una espiral de drogas y prostitución, será entrenada por un ex-agente del servicio secreto británico (encarnado por Jude Law) y podrá ejecutar su venganza contra aquellos que se lo arrebataron.

Espionaje, asesinas tan letales como implacables y terrorismo son el cóctel de este thriller de acción que, a pesar de ser muy entretenido, pues la protagonista irá de un escenario a otro del mundo, cambiando su apariencia física, para completar sus misiones, nos da sensación de dejà-vu.

Su directora, Reed Morano, parece haberse inspirado en las asesinas de Luc Besson, tales como Nikita y Anna para componer a la protagonista principal, una Blake Lively que está creíble en el papel. Lo más sorprendente son los cambios de look de la protagonista, que aparece absolutamente demacrada al principio, y va mutando su apariencia conforme el personaje se va haciendo fuerte ante las circunstancias.

la película recuerda mucho a el tipo de thriller de Besson y de Philip Morel, aunque echamos en falta más garra en la realización y más verosimilitud en una trama que no nos acabamos de creer.

Aún así, las escenas de violencia y de acción física están bien ejecutadas -intensos son esos cuerpo a cuerpo en los que se puede sentir incluso la respiración de los contendientes en el fragor de la lucha-. Asimismo, hay momentos en que sabe imprimir la tensión suficiente cómo para que el espectador se enganche a la historia.

Personalmente, eché de menos un poco más de trayectoria y de intensidad en la relación profesional entre los personajes de Blake Lively y de Jude Law, ambos bastante alejados de los roles que acostumbran a realizar. Aún así y, a pesar de las objeciones que le estoy poniendo a la película, he de confesaros que se me pasó en un suspiro, pues es lo suficientemente trepidante y atractiva como para asegurar dos horas de desconexión en una sala de cine, siempre que el espectador sepa que se trata de un vehículo de acción y de entretenimiento puro y duro.

SONIA BARROSO.-

 

Deja un comentario
*