Menú
EL MISTERIO DEL DRAGÓN: ARTES MARCIALES Y FANTASÍA
enero 6, 2020 Articulos

DRAGÓN

La última película del kazajo Oleg Stepchenko es un suplicio de principio a fin. De esas que estás deseando que acaben desde el minuto quince. Esta producción entre China, Rusia y Estados Unidos no es más que un auténtico despropósito. Y es una pena, porque la idea original no es necesariamente mala. 

El misterio del dragón narra la historia de un científico y cartógrafo inglés del siglo XVIII, Jonathan Green, que viaja a Rusia para cumplir el encargo del zar de hacer un mapa del país. Allí descubrirá que el zar ha sido suplantado y, después de ser encarcelado durante un tiempo, huirá (aún no sé muy bien por qué) hacia China. Finalmente, en China se verá envuelto en un gran conflicto entre una Bruja, que (casualmente) también ha suplantado la identidad de la princesa legítima, y el pueblo fiel a los verdaderos gobernantes. Todo ello aliñado con la leyenda de un dragón milenario cuya importancia en la trama no acaba de quedar muy clara. 

El guión de la película carece totalmente de sentido. Deambula de un lado hacia otro sin saber muy bien cuál es su propósito, qué intenta contar al público. Los personajes son planos, carecen de interés y no dejan de tomar decisiones extrañas. Además, ni siquiera se acaba de vislumbrar quién o quiénes son los protagonistas en todo este embrollo. Se usa a Jackie Chan y Arnold Schwarzenegger como principales reclamos de la cinta, pero en realidad su papel es más bien testimonial y bastante irrelevante para el devenir de la película. Aún así, ambos protagonizan una pelea que parece querer emular la famosa escena entre Bruce Lee y Chuck Norris, aunque se queda a años luz de ella. Lo irónico es que esta escena de acción es de lo mejor de la película. 

Por otro lado, las actuaciones por lo general son bastante mediocres (en algunos casos directamente malas) y hay personajes muy estridentes. Está claro que algunos de ellos tienen cierto espíritu paródico. Quizá fragmentos enteros de la película están destinados a caricaturizar la curiosa mezcla cinematográfica entre artes marciales y fantasía. El caso es que no lo sabemos. Lo que sí queda claro es que no consigue ser interesante en ningún momento, a diferencia de otras películas del mismo estilo como El reino prohibido, que lejos de ser una gran cinta, al menos entretiene y tiene buenas escenas de acción. 

Los pocos puntos positivos de El misterio del dragón son un par de acciones de lucha más o menos decentes y su trabajado apartado visual, en el que queda claro que han invertido la mayor parte del dinero. Sin embargo, incluso en ese aspecto cometen un error, ya que el uso del CGI es abusivo y acaba cansando. 

Una película que podría haber sido bastante mejor. La mezcla entre artes marciales y fantasía puede ser interesante y aún hay terreno para explorar en ese género. Pero el resultado es muy decepcionante. Un guión sin sentido, multitud de tramas sin resolver y un tira y afloja entre ciencia y magia que, ni tiene sentido, ni se resuelve, hacen de El misterio del dragón una cinta para olvidar. 

MARTÍ ESTEBAN.- 

Deja un comentario
*