Menú
EL HOYO: LOS DE ARRIBA, LOS DE ABAJO Y LOS QUE CAEN
noviembre 12, 2019 Articulos

En cierto nivel del hoyo de cuyo número no quiero acordarme, Goreng comienza su estancia voluntaria. Ha decidido internarse durante un tiempo para conseguir un título homologado, dejar de fumar y leerse El Quijote. Pronto verá que las cosas no son como se las había imaginado. Y la cuestión es: ¿qué van a comer? Obvio. Lo que les sobre a los de arriba. 

No podía salirle mejor El Hoyo, la primera película de Galder Gaztelu-Urrutia, con un potente guión de David Desola y Pedro Rivero, una inteligente puesta en escena y estupendas actuaciones, sobretodo la de su protagonista, Iván Massegué, que va triunfando por allí donde pasa. Premio del público en la Midnight Madness del festival de Toronto, lo que llamó la atención de Netflix para comprarla; y premio a la mejor película, mejor director revelación, mejores efectos especiales y premio del público en el festival de Sitges. 

En este cuento de ciencia ficción y terror nos dicen que hay tres clases de personas: Los de arriba, los de abajo, los que caen. Mucho se ha hablado ya de lo obvia que puede ser su metáfora de las clases sociales, pero no por obvia es menos interesante, del sometimiento voluntario o no a un ente superior que administra los bienes. Habla del instinto de supervivencia. Si es posible ser solidario aún teniendo muy poco o si es más probable serlo así que teniendo mucho. Y si no, en el hoyo, la solidaridad con sangre entra. También me interesan los que suben, tema menos tratado en la película: ¿se acuerdan de cuándo estaban abajo? ¿O se olvida rápido una vez estás en posición de poder? 

Pero además del texto, como buena película festivalera que es, disfrutaremos de su trepidante montaje, unas dosis de humor negro a cargo de los personajes secundarios, y asalvajamiento a medida que avanza, no faltan litros de sangre y desmembramientos varios. Y no os decepcionéis, o sí, con el final un tanto brusco. O quizá es que teníamos ganas de más. Como poco, dará que hablar en el cineforum posterior. 

Así que, encerraos voluntariamente en vuestro hoyo favorito, con compañero de celda o no, dependiendo del nivel y disfrutad del menú.

AÏDA FARRÉ.-

Deja un comentario
*