Menú
HUSTLERS: EL ÚLTIMO BAILE DE RAMONA
noviembre 6, 2019 Articulos

Un grupo de bailarinas de striptease se une para estafar a sus clientes, ricos magnates de Wall Street. Este es el argumento de Hustlers (un título mucho más sugerente que el que le han puesto por estos lares) la réplica femenina a Magic Mike, aun superando a esta de largo en términos artísticos. Con esto ya tienes mucho ganado, bien sea por la historia sobre empoderamiento femenino que tienes y que puedes vender a las mil maravillas en estos tiempos y por suponer la vuelta de Jennifer López al éxito en taquilla tras un tiempo en que trabajó más en televisión y películas menores. Aquí se rodean de mucho talento joven como Constance Wu (vista en Crazy Rich Asians) o Lili Reinhart (sale en Riverdale), actrices que están tocando la puerta del estrellato. 

Estafadoras de Wall Street nos llega tras el éxito de público y crítica obtenido en USA en el que, principalmente, se ensalzaba la labor de JLo, a la que muchos ponen en las quinielas de los próximos Oscar como nominada a mejor actriz secundaria. Algo impensable para muchos hace años no es tan descartable ahora ya que, pese a parecerme unas loas totalmente exageradas, sí que la puertorriqueña nos regala una interpretación realmente poderosa como Ramona, la veterana del grupo, aunque sea por el baile que se marca al inicio de la cinta y que a más de uno nos dejó boquiabiertos en la sala del cine. La de horas en el gimnasio que debe pasar esta mujer al día para lucir así de espectacular a los 50 años. De hecho, ninguna de sus compañeras de la película, pese a ser casi todas veinte años más jóvenes, le llegan a la suela del zapato, ni en carisma ni en presencia escénica. 

La película dirigida por Lorene Scafaria (quien dirigió la curiosa The Meddler con Susan Sarandon) se deja ver, es entretenida e ideal para un domingo tonto por la tarde, aunque vaya perdiendo interés conforme avanza porque su trama comienza a dar multitud de rodeos en la segunda parte, en la que parece que ninguno de los personajes avance, especialmente el de Constance Wu, todo un cliché andante con la trama de su hijo. También es interesante cómo explora las consecuencias de la crisis financiera de 2008, el epicentro de la trama y lo que lleva al grupo de strippers a adentrarse en el mundo criminal. Al estar la cinta bastada en hechos reales, podemos ver cómo cierto grupo de personas que se vieron afligidas por ese suceso tuvieron que recurrir a estas cosas para poder salir adelante. 

En definitiva, no es una película que vaya a cambiar el mundo pero consigue que pases un buen rato sin tomarte por idiota, como últimamente viene haciendo Hollywood con sus grandes producciones, y nos deja el personaje de Ramona, posiblemente el TOP de la carrera cinematográfica de JLo, aun quedándole grande la posible nominación al Oscar. 

HÉCTOR GARCÍA.-

Deja un comentario
*