Menú
LA TRILOGÍA DEL HÉROE…¿O SERÁ DEL VILLANO?
enero 14, 2019 Articulos

En dicha película conocíamos a David Dunn (Bruce Willis), un simple guardia de seguridad cuya vida conyugal estaba en plena crisis y en un viaje en tren acaba siendo el único superviviente (y completamente ileso) de un accidente mortal. Lo que parecía un golpe de suerte acaba convirtiéndose en la fijación y curiosidad de Elijah Price (Samuel L. Jackson) un hombre coleccionista de cómics que sufre osteogénesis imperfecta (sus huesos se rompen con facilidad) y a quien en el colegio llamaban “Don Cristal”. Elijah le hace ver a David que no es casualidad que sobreviviera, que en realidad él tiene superpoderes y que tiene que vivir con ellos y usarlos para el bien. David tiene que lidiar con el hecho de no entender qué le está pasando e intentar retomar su vida junto a su madre y su hijo, el cuál queda maravillado por el hecho de que su padre pueda ser especial. Shyamalan nos ofrece en esta película un clásico viaje del héroe en concepto aunque el mayor acierto radica en que lo distorsiona y lo ofrece sin artificios, como si le pudiera pasar a cualquiera.

Ese viaje/periplo del héroe o monomito que definió el antropólogo Joseph Campbell queda perfectamente reflejada: la salida o llamada de la aventura (el accidente de tren y su consecuencia), el rechazo (David se niega a creer que sea especial), la ayuda o tutor (Elijah y el hijo de David, Joseph), la iniciación con las distintas pruebas (los intentos de David de descubrir sus dones a base de su fuerza y la capacidad de preveer el mal ajeno), el don final (cuando David toma plena consciencia de sus dones en la estación de tren) y el retorno al mundo real con su don asumido. Lo interesante es la distorsión que nos ofrece en el rol del tutor que acaba convertido en el villano, como si él mismo necesitara que el héroe recorriera su camino para así cerrar el suyo propio de villano, como la catarsis necesaria del héroe, el empujón para que adquiera consciencia de su ser. Por eso la historia de El protegido puede contarse tanto desde el punto de vista de David como de Elijah.

Luego tuvieron que pasar 16 años, donde Shyamalan pasó por varios éxitos (como El bosque o Señales) y otros fracasos estrepitosos (La joven del agua, The last airbender) para que, junto a Jason Blum, nos ofreciera una nueva película de intriga con un personaje con poderes un tanto peculiares, Múltiple, con James McAvoy interpretando a Kevin, enfermo de trastorno de identidades múltiples cuyas 23 personalidades se preparan para dar la bienvenida la 24, definida como “La bestia”. Una película de intriga que empieza con el secuestro de tres chicas a manos de un desconocido que, poco a poco, se presenta con distintas personalidades a cada cuál más inquietante (formidable en especial el niño de 9 años, Hedwig). Poco a poco, sus personalidades dan paso a una última personalidad animal cuyas habilidades le otorgan fuerza sobrehumana y un apetito voraz por carne humana, con una justificación muy particular, puesto que considera que debe atacar a aquellos que no han sufrido daño y que sólo los dañados tienen la fuerza para sobrevivir. Lo que parecía una simple película de intriga con dosis de terror en sus últimos tres minutos desenbocó en algo mucho más grande, gracias a la aparición de David Dunn y confirmando así que tanto Elijah, David y Kevin compartían escenario y sus caminos estaban destinados a cruzarse.

Así, lo que parecían dos películas independientes se convertían en dos partes de una historia más grande. Como era de esperar, Shyamalan confirmó que no era un simple guiño. De hecho, en un primer borrador de “El protegido” quería presentar ya a Kevin y sus identidades pero prefirió centrarlo en la relación entre David y Elijah, dejando a Kevin aparcado para otro momento. Y así, Shyamalan comunicó que su siguiente proyecto iba a ser la continuación de ambas historias y  cierre de personajes con la película Glass, donde Elijah, David y Kevin compartirán escenario. Ahí veremos si nuestro héroe puede ante la amenaza de dos villanos juntos y si el mundo conocerá por fin que seres extrordinarios viven entre nosotros protegiéndonos. Junto a las dos anteriores, Shyamalan nos ha presentado en forma de trilogía su particular homenaje a los superhéroes y a la cultura del cómic, donde tan importante es la historia y motivaciones del héroe como las del villano. La película Glass se estrena este viernes 18 de enero en España.

JOSÉ ISAAC PELLICER.-

Deja un comentario
*