SLENDER MAN: EL DESPERDICIO DE UNA LEYENDA

(1 votes, average: 1,00 out of 5)
Loading...

Para todo aquel que no lo conozca, Slender Man nace de la mente del artista Victor Surge para un concurso de photoshop en el año 2009. La peculiaridad del personaje y su aspecto siniestro -un ser de más de dos metros sin rostro- provocó que rápidamente comenzase a correr por internet la fotografía en cuestión y se empezase a crear en torno a ella una historia que incluía desapariciones de niños. La obsesión por este personaje llegó a tal extremo, que acabó desembocando en diversos cultos reales hacia él.

Con toda esta controversia, llegamos a la película que nos ocupa. Dirigida por Sylvain White y escrita por David Birke, nos narra la historia de un grupo de adolescentes que encuentra un video en internet con el que poder invocar a Slender Man. Tras seguir los pasos para la invocación, las cuatro amigas comenzarán a tener pesadillas y a sentirse observadas, hasta que finalmente una de ellas desaparece en extrañas circunstancias.

Si bien la historia que nos presentan no es novedosa, con una leyenda tan rica como la creada en torno al personaje uno esperaría estar al menos ante algo interesante. Por desgracia no es el caso; el guión da bandazos sin tener muy claro hacia dónde quiere ir, mientras que en la dirección de White la cosa no está mucho mejor. El director no sabe aprovechar los pocos momentos en los que el libreto está inspirado, quedándonos la sensación de que tal vez en manos de otro cineasta podríamos haber tenido alguna escena que nos hiciese encogernos en nuestras butacas.

Al parecer los productores del filme metieron mucha mano en el montaje. Esto explicaría varios de los problemas que encontramos en ella; siendo el más notable el de no terminar de definirse por un tipo de terror, y es que tan pronto estamos en una largometraje de terror psicológico, como pasamos a una película de sustos fáciles a base de subir el volumen de la música, o entramos en una que busca la sensación de paranoia y la duda en el espectador. Como si desde la sala de montaje estuviesen intentando acertar con la tecla pulsando todas. Por otro lado, hay dos personajes de los que se acaban olvidando y no llegamos a saber qué sucede con ellos, uno es secundario y realmente no nos interesa demasiado, pero el otro es una de las chicas protagonistas. Además, el final parece precipitado, y te queda esa sensación de que quieren cerrarlo rápido arreglándolo con una voz en off.

Cabe destacar que no todo en ella es malo, la fotografía de Luca del Puppo tiene algunos momentos muy logrados, las actrices protagonistas -en especial Joey King y Julia Goldani Telles- tratan de levantar la obra lo mejor que pueden con el material que les ofrecen. Pero por encima de todo destaca el actor español Javier Botet, un excelente Slender Man que, sin enseñar su rostro -salvo en un pequeño cameo-, le otorga al personaje a través de los movimientos esa tenebrosidad y perversidad amenazadora de la que debe hacer gala un ser de estas características.

En definitiva, estamos ante una oportunidad perdida para haber creado un personaje que marque a una generación como fue por ejemplo Freddy Krueger, para quedarnos con algo que no provocará nada en aquellos que estén mínimamente iniciados en el género.

JOSU DEL HIERRO.-

*

 

One thought on “SLENDER MAN: EL DESPERDICIO DE UNA LEYENDA

Responder a Dácil Isabel Muñoz Porta Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *