50 PRIMAVERAS: LA MUJER MADURA

(1 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...

50 primaveras es la nueva comedia de Blandine Lenoir, directora francesa de cortos, series y tv movies para la televisión francesa, protagonizada por una gran Agnès Jaoui. Como el título indica, su protagonista, Aurore está en sus 50, está separada, vive con trabajos muy sencillos -camarera, limpiadora, etc- y tiene dos hijas con pareja. que le dan unos cuántos quebraderos de cabeza: La mayor, embarazada e insatisfecha, que pronto le va a hacer abuela; y la menor, con un novio DJ que la llevará fuera de Francia. La aparición casual de Totoche (Thibaut de Montalembert), su primer amor antes de casarse con el que fue uno de sus amigos de instituto, acabará de transtornar su momento vital, en los inicios de la menopausia. Con la ayuda de su mejor amiga Mano (una divertidísima Pascal Arbillot) y de su familia, vivirá mil y una situaciones que la llevarán a enfrentarse cara a cara y sin prejucios con el inicio de la madurez.

La película es un estudio sobre la mujer a partir de los 50 en clave de comedia, a partir de los trastornos físicos y avatares emocionales de Aurore Tabort, para dar visibilidad a una etapa un poco “tabú” en que aparentemente comienza el declive femenino, la mujer ya no se siente sexualmente deseada, ya hace muchos años que fue madre y que dejó de ser productiva en muchas facetas vitales, etc.

En este sentido, es bueno que una comedia se dedique a explorar una etapa en la que quizás ni las actrices encuentran ya buenos papeles en la ficción. Agnès Jaoui y Pascalle Arbillot, las dos amigas en sus 50, demuestran, como reza la canción de Nina Simone que canta la protagonista, Ain´t got no, I got Life, que aunque parezca que no les queda nada, si que hay toda una vida por delante y que hay que afrontar los avatares de la edad madura con optimismo y sentido del humor. La película no es redonda porque quizás le falta un poco de mala uva en algunas situaciones, pero seguramente, dejará al público con buen regusto al terminar de verla, especialmente al femenino.

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *