TIMOTHÉE CHALAMET: EL JOVEN DANIEL DAY-LEWIS

Timothée Chalamet es la nueva sensación de Hollywood, apodado el “joven Daniel Day-Lewis” por físico y cualidades interpretativas. Y es que de talentos va más que sobrado. Este joven actor de 22 años, “Timmy” para los amigos, ha conseguido ser nominado al Oscar como mejor protagonista como Elio, de Call Me By Your Name -en la misma categoría que Day Lewis curiosamente-.. Además ha roto estadísticas, desde 1940 con Mickey Rooney no había vuelto a haber un chico tan joven nominado como mejor actor.

¿Quién es y en qué papeles ha destacado? Timothée es el hijo de Nicole Flender, broker de bolsa que es judía norteamericana y de Marc Chalamet, cooperante francés; y parece haber heredado los talentos artísticos de la familia materna, pues en ella hay productores y escritores de teatro. El joven se crió en Hell´s Kitchen (Nueva York) y ha estudiado en la Escuela de Interpretación neoyorkina de LaGuardia High School and Arts, concretamente en la misma promoción que Ansel Elgort, el protagonista de Baby Driver para luego estudiar en la Universidad de Columbia. Empezó su carrera artística en algunos anuncios para televisión y cortos, pero su primer papel reconocible es en la serie Homeland en la que interpretaba al novio de la hija de Damien Lewis. 2014 fue su año de arranque en cine apareciendo en el drama Hombre, Mujeres y Niños, de Jason Reitman; mientras que Chistopher Nolan lo fichó para convertirse en el hijo adolescente de Matthew McConaughey en la sci-fi, Interstellar. En 2015 protagonizó el thriller fantástico One&Two, de Andrew Droz Palermo, que cosechó muy buenas críticas en la Berlinale; interpretó la versión adolescente del rol de James Franco en The Aderall Diaries, de Pamela Romanowsky, y se pasó a la comedia más familiar con Navidades, ¿bien o en familia? (Love the Coopers), de Jessie Nelson, junto a Diane Keaton y John Goodman, uno de sus papeles más mainstream hasta la fecha.

En 2016 volvería a los circuitos más “indies” en Miss Stevens, donde ya afrontó un rol interpretativamente complicado y en el que se lució, el del inestable estudiante Billy, marcándose un emotivo monólogo teatral basado en Muerte de un viajante. Pero 2017 fue su gran año, ya que con su portentoso Elio de Call Me By Your Name cosechó todos los reconocimientos allá donde se presentó la película de Luca Guadagnino, fuese en Sundance, en la Berlinale, en San Sebastián, etc. Además en 2017, encarnó a un tímido adolescente en Hot Summer Nights; y se convirtió en el desacomplejado novio rockero de Saoirse Ronan en Lady Bird, de Greta Gerwig. El futuro sigue siendo prometedor pues en 2018 estrenará el western Hostiles, junto a Christian Bale; A Rainy Day in New York, la nueva película de Woody Allen -por la que donó su salario a Time´s Up, organización contra el acoso sexual debido a los escándalos del director neoyorkino-; y Beautiful Boy, en que se pondrá en la piel un joven adicto a la metanfetamina, otro reto sin duda para el joven Timmy.

¿Qué tiene Timmy de especial que nos conquista? Timmy es un actor de raza, como hemos dicho, pese a ser tan joven su carisma lo muestra con la intensidad y la vulnerabilidad con la que afronta sus últimos personajes. Ya en Miss Stevens ofrecía un recital interpretativo, pero no ha explotado del todo hasta CMBYN. No hay más que ver por todos los estados emocionales por los que transita su mirada y su cuerpo como Elio en Call me by your name para darse cuenta que estamos ante un actor que puede decirlo todo casi sin necesidad de palabras. Esta madurez interpretativa contrasta con la naturalidad reflejada en las entrevistas.Junto a Armie Hammer, su compañero en CMBYN, mejor amigo y guía, existe una complicidad desarmante tanto dentro como fuera de las pantallas. En poco meses, Timmy ha conseguido legiones de fans por todo el mundo y las RRSS arden con fotos y comentarios en multitud de cuentas dedicadas a su nombre. Este wonder boy derrocha simpatía y es adorable, su delgadez y elegancia le hace tener un porte extraordinario vistiendo cualquier indumentaria, es casi un icono de la moda…En definitiva, que estamos ante uno de los actores jóvenes a tener más en cuenta del panorama cinematográfico actual. ¿Y si no gana el Oscar? No importa, pues el futuro es suyo. Es más que una promesa, ya es una realidad. Se planea una continuación de Call me by Your Name en Italia en estos precisos momentos. ¡Qué más podemos pedir!

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *