ALANIS: MADRE Y PUTA, A MUCHA HONRA

(1 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...

Alanis es una chica de 25 años, madre de un niño de año y medio al que da lactancia materna, que trabaja como prostituta en Buenos Aires. Tiene un montón de problemas, como el hecho de que es desahuciada del piso en el que vive con otra “compañera de profesión” y amiga más mayor, que es detenida. Ante la adversidad, Alanis se va a vivir a la trastienda de su tía, que tiene un comercio de venta de ropa para señoras y, mientras tanto, tendrá que pelear con la burocracia para recuperar sus pertenencias y decidir si trabaja como mujer de la limpieza o continua viviendo de su propio cuerpo.

Con un estilo realista, que la acerca en algunos momentos al documental social, Alanis es poderosa por la fuerza y la incomodidad que producen algunas de las situaciones que vive su luchadora y valiente protagonista, una Sofía Gala impresionante en cuerpo y alma, que ganó la Concha de Plata a la Mejor Actriz en el pasado Festival de San Sebastián. Además, su directora, Anahí Berneri, quien fue la primera mujer realizadora en obtener la Concha de Plata a la Mejor Directora, consigue imprimir a su historia de un realismo y de una verdad que la hacen en muchos momentos difícil de digerir.

Asimismo, la realizadora argentina no juzga a su protagonista, sino que simplemente expone sus decisiones como mujer, tanto como madre como prostituta en su lucha por salir adelante ella misma por sus propios medios junto a su pequeño -que justamente es el hijo de la actriz en la vida real-. En este sentido, la película puede verse como una oportunidad para conseguir normalizar tanto la lactancia en bebés un poco mayorcitos, así como un intento de poner bajo una perspectiva tan personal como social el trabajo sexual y la prostitución como una vía tan válida como otras para ganarse la vida.

En definitiva, Alanis no es una fábula ni un cuento moral, sino la historia de una mujer que quiere salir adelante siendo madre y puta. ¡Y a mucha honra!

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *