Menú
LA LIGA DE LA JUSTICIA: LOS HÉROES DE DC LUCHAN JUNTOS
noviembre 16, 2017 Articulos

La Liga de la Justicia, de Zack Snyder, es la nueva propuesta del universo superheroico de DC, tras Batman vs Superman: El amanecer de la justicia y la primera entrega de las aventuras de Wonder Woman. Hay mucha expectación por conocer cómo va a ser esta aventura en la que Batman/Bruce Wayne se encargará de reclutar a toda una serie de superhéroes para hacer frente a un poderoso y destructor enemigo común, Steppenwolf, que quiere traer el Apocalipsis al mundo con la reunión de 3 cajas madre que encierra el Poder, estas cajas las tienen las Amazonas, los Atlantes y los Hombres. Así pues, Batman (Ben Affleck), con la ayuda de Wonder Woman (Gal Gadot), Flash (Ezra Miller), Cyborg (Ray Fisher) y Aquaman (Jason Momoa) decidirán hacerle frente. Una de las incógnitas de la película es …¿Qué pasará con Superman (Henry Cavill)? Si recordáis, murió al final de Batman vs Superman. Así que dicha incógnita queda más que resuelta como sabréis si habéis visto los tráilers del film.

¿Qué es lo mejor y lo peor de LLDLJ?

La película acierta en la presentación de los nuevos héroes para la Liga de La Justicia que, aunque no es deslumbrante, ofrece el aliciente de ver a todos ellos usando sus poderes particulares para un fin común. No obstante, salí con la sensación de que no se había aprovechado suficiente ni las nuevas alianzas ni relaciones entre ellos ni que tampoco funcionaban las pinceladas de humor que se pretendían.

Affleck vuelve a estar totalmente acartonado, para ser el líder reclutador, le falta muchísima alma a su Batman; mientras que, por el contrario, Wonder Woman se convierte en la reina de la función. Anodino y no demasiado interesante me resultó Cyborg. El personaje de Flash es quizás el más divertido, convirtiéndose, eso sí, en una especie de fanboy de Batman -aunque no llegan sus intervenciones a ser tan memorables como las de Quicksilver en X Men, por hacer un símil-. Respecto a Aquaman, tiene el lado salvaje que bien imprime Jason Momoa, pero quizás nos falta un poco más -veremos en su película individual con James Wan como director-. La reaparición de Superman se convierte uno de los momentos más álgidos de la función, o como mínimo, que despiertan más interés o curiosidad en el espectador.

En cambio, la mayoría de escenas de acción son demasiado repetitivas, filmadas con el piloto automático puesto, una batalla tras otra, con un CGI y unos reshoots a cargo de Joss Whedon que parecen de otra época. El espectáculo visual quiere ser tan grande que acaba pareciendo un monstruo ruidoso y furioso que termina fagocitándose a sí mismo. Asimismo, el guión hace aguas por todos los lados, con algunas historias mejor hilvanadas que otras y con no pocas líneas de diálogo que no pasarán precisamente a la posteridad ni por divertidas ni por recordables.

En definitiva, una película con muchas luces y sombras que podía haber dado mucho más juego del que finalmente da. A años luz de Wonder Woman y en una línea continuista respecto Batman vs Superman.

SONIA BARROSO.-

"1" Comment
  1. Buuf! Que perezón me da con las ganas que le tenía

Deja un comentario
*