EL SUEÑO DE GABRIELLE: DOMESTICAR LA PASIÓN

(1 votes, average: 2,00 out of 5)
Loading...

El sueño de Gabrielle (Mal de piedras) fue la película ganadora del la primera edición del BCN Film Fest y aún nos preguntamos los motivos. Y eso que este drama íntimo e historia de una mujer, espíritu libre, fogosa y “tachada” de loca por querer vivir el amor y la pasión fuera de los convencionalismos sociales, podría haber dado mucho más jugo del que finalmente da. Marion Cotillard está espléndida, sensual y arrebatada como Gabrielle, mientras que sus dos compañeros de reparto y de triángulo amoroso, Álex Brendemühl y Louis Garrel se quedan un paso por atrás. El primero en el papel del marido “de conveniencia” que le busca su familia para tratar de apaciguarla, sosegado, tranquilo y “silente”; y el segundo en el papel del teniente francés que luchó en Indochina, que se convierte en el amigo, confidente y “objeto de deseo” de la protagonista en su estancia en un exclusivo balneario suizo donde ambos se tratan el “mal de piedras” (enfermedades renales).

Y eso que a la que escribe estas líneas le encantan las historias de amor sensuales y apasionadas, pero, a pesar de un genial giro de guión hacia la parte final, que hace que el espectador tenga que reconstruir en un momento la mayor parte del relato que nos estaban contando, la película se nos antoja en muchos momentos larga y tediosa. Conexiones cinéfilas de André Sauvage, el rol de Louis Garrel, con el de Jean-Baptieste, que interpretó Vincent Pérez en la Indochina de Régis Wargnier aparte, El sueño de Gabrielle, de Nicole García, podría haber sido una película grande, emotiva y apasionada. Y no lo es: Se queda en agua de borrajas, nos acaba dejando fríos -algo imperdonable en este tipo de historias de pasiones prohibidas- y se convierte en un film tan domesticado como las pulsiones de su protagonista, que navega entre la cordura y la locura. ¡Qué gran pena!

SONIA BARROSO.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *