MIS 21 PELÍCULAS DE SITGES 2023

Un año más hemos podido estar en el Festival de cine fantástico de Sitges y os traemos algunas breves reseñas de lo visto estos días el equipo de Facesonthebox. En mi caso, os lo presento en varios bloques, sin orden dentro de cada bloque, desde los Tops de lo que me ha parecido lo mejor, pasando por propuestas notables, otras destacables y tal vez olvidables hasta las propuestas que me han decepcionado (no tanto por ser malas sino porque tal vez esperaba más de ellas).

PELÍCULAS TOP

“Cuando la maldad acecha” de Demián Rugna es la flamante ganadora de este año y con razón.  Una película de terror sin florituras ni lecturas de artista elevado ni ínfulas. Un mal sin forma que posee a todo aquel que se acerca y sin concesiones. Un director sin miedo de cruzar líneas ni tabúes en el cine ni de mostrarlo de forma explícita, con varios momentos desgarradores. Tal vez no invente la rueda pero después de películas franquicias ya desgastadas es refrescante ver una propuesta original, nueva, sin intención de ser una saga de eternos episodios y dando en el clavo con momentos aterradores.

“La espera” ,de F. Javier Gutiérrez, es un thriller con inspiración de western donde un padre de familia (excelente Victor Clavijo) y su familia deben cuidar de unos terrenos para la caza. Un hecho dramático provoca una sucesión de catástrofes que hacen que este padre busque la verdad hasta las últimas consecuencias. La película es un drama donde lo sobrenatural aparece en su último tercio y hace que uno piense que lo que ha visto tiene mayor trasfondo que lo que aparenta, hasta el punto que el personaje del señor de la hacienda (Pedro Casablanch) deja todo bien atado y al espectador desencajado al entender lo ocurrido.

Sin distribución actual “El reino animal” ha sido una de mis mayores sorpresas, una película tierna y positiva, buenrollera en una palabra. La historia de un padre (Romain Duris) y su hijo adolescente en una sociedad donde un virus convierte a las personas en híbridos entre hombres y animales acaba siendo un alegato contra el racismo y a favor de aquello que nos une contra lo que nos separa. Una película que esconde más de un guiño a los mutantes de los comics de Marvel (podria ser una lectura realista de una sociedad donde mutantes son perseguidos, odiados por ser diferentes y solo faltaría algunos que se unieran en ayudar a la humanidad para tener el coctel perfecto). Una fábula para todos los públicos que acaba dejando un buen poso.

“Poor things” es la mayor locura que se puede ver este año en un cine. No voy a extenderme mucho ya que mi compañera Sonia lo ha hecho en su artículo, pero solo decir que la nueva cinta de Lanthimos es una relectura de Frankenstein donde el monstruo deja de lado todo el drama que tenía en la novela de Shelley y lo convierte en un viaje iniciático sexual. Emma Stone está soberbia, sin palabras, firme candidata al Oscar este año y acompañada de Willem Dafoe y Mark Ruffalo (otro que podría perfectamente estar nominado). Si os gustó “La favorita” esta cinta es la ampliación de ese estilo mucho más pasado de vueltas y abrazando la locura de su protagonista y los que la rodean.

“Wrath of Becky” es la secuela de “Becky”, aquella loca historia de supervivencia de una niña que debe sobrevivir y contraatacar ante un grupo de neonazis que la asaltan a ella y a su familia. En este caso, años después, una Becky más adulta se encuentra con una situación parecida que debe demostrar su capacidad de aniquilar a desgraciados que se topan en su camino. Si en la anterior entrega había una parte donde Becky intentaba superar sus diferencias con su padre y la pérdida de su madre, ahora directamente abraza el espectáculo y desaparece todo drama para centrarse en la acción más loca, casi en una John Wick campestre, perro incluido.

LAS NOBLES Y DESTACABLES

“Hundreds of beavers” es meter en un mismo saco a Tex Avery, al Coyote y el Correcaminos, a Buster Keaton y hacer una comedia disparatada en blanco y negro y muda a base de gags. Es una película de dibujos animados adaptada en acción real donde un cazador se dedica a capturar a conejos y castores para poder sobrevivir en un paraje helado. Es original y fresca si te gustan los dibujos animados citados antes. “Smugglers” es una película donde un grupo de buceadoras que se dedican a pescar ostras en el fondo del mar se ven envueltas en una trama de contrabando donde nadie juega limpio y todos tienen algo que esconder. Aunque su primer tramo se hace algo pesado en el tercio final pisa el acelerador y ofrece un producto de acción bien notable y satisfactorio, dejando un buen sabor de boca. “

Jericho Ridge” la presentaban como un homenaje a “Asalto a la comisaria del distrito 13” y no va mal encaminada. Una policía coja que debería estar en casa reposando va a trabajar con su hijo adolescente una noche donde se cruza un caso sin resolver de asesinato y unas pruebas que deben desaparecer, por lo que ella debe guardar el fortín. Buenas secuencias de acción en una película que se nota la mano del director como montador y sabe rodar las escenas de acción y que todo se vea en pantalla como toca.

“Dream scenario” producida por Ari Aster y con Nicolas Cage, la película que cerró el festival es una crítica mordaz y directa a la cultura de influencers y de fama rápida (con su consiguiente caída aún más rápida) con un Cage contenido pero tremendamente divertido. La historia de un hombre que aparece en los sueños del resto del mundo con la que queda perfectamente retratada la actual cultura de la cancelación y los efectos que pueden provocar en un entorno. Fresca, sin querer pasarse de intensa ni de querer ser cine de autor, aunque tenga componentes fantásticos no deja de ser una crítica a la sociedad actual y el cómo encumbramos a falsos ídolos de forma abrupta sin sentido.

“Lumberjack the monster” dirigida por Takashi Miike y protagonizada por la estrella pop japonesa Kazuya Kamenashi, es un thriller donde Miike deja de lado su habitual desenfreno y locura (el gore está puesto en cuentagotas) para darnos una historia sobre un asesino en serie y un psicópata en un juego del gato y el ratón muy interesante. El personaje de Kamenashi rezuma carisma, siendo muy parecido en esencia a un Patrick Bateman japonés, al igual que la actriz Nanao que le dá la réplica como la policía que les sigue la pista a ambos.

LAS DISFRUTABLES O PASABLES (SIN MÁS)

“Mimí – prince of darkness” dirigida por Brando De Sica (nieto de Vittorio) es una historia algo lenta de amor sobre un muchacho marginado con una chica que huye de su casa, haciéndole creer que es descendiente del mismísimo Drácula. Aunque el final remonta un poco y la fotografía es preciosa (ganó mención por ella) es una cinta que acontece despacio y donde lo ocurrido podría haber llevado antes a ese final donde empieza a ser interesante.

“Os reviento” es una producción española que ha ganado el premio Midnight X-Treme de este certamen. Con el desconocido Mario Mayo como protagonista es la historia de un ex-boxeador que por situaciones varias se ve implicado en una lucha entre bandas por culpa de su hermano del que poco o nada sabe de él, solo que siempre acaba metido en follones. Las escenas de acción tan ansiadas como dice el título se quedan algo cortas y, aunque sea divertida por momentos, no deja de ser una cinta donde uno espera cuantas más agresiones mejor ya que el guión es simple. Aún así, al igual que dijo tanto su director como su productor, más películas de acción y gamberras deberían rodarse en España.

“The toxic avenger” es la nueva adaptación del clásico héroe de la Troma, esta vez en la piel de Peter Dinklage acompañado por Jacob Tremblay y Kevin Bacon. El gore está muy medido para que no supere ciertas calificaciones por edades (aún así es R) y en conjunto es una película que no pasará a la historia ni por su impacto ni por su calidad. Para aquellos que sientan curiosidad por conocer al personaje y pasar un rato divertido pero olvidable.

“Blood” era una de las películas más esperadas del festival, dirigida por Brad Anderson, director habitual de televisión de series como “Fringe”. En este caso la historia de una madre enfermera que uno de sus hijos empieza a tener una anemia bastante extrema provocó desmayos en su pase en el Auditori. Reconozco que dichos desmayos escaparon de mi puesto que cerré los ojos en varios momentos, por la hora de la proyección (el cuerpo pedía siestecita) como por el ritmo lento de la película donde parecía más un telefilm de mediodía que una cinta de terror. No es una mala película pero la historia que explica es simple y más centrada en el drama que en el terror, por lo que a mí personalmente no me dejó ningún poso.

“V/H/S/85” es la sexta entrega de la franquicia de found-footage donde varios directores crean historias cortas de terror sobre cintas de video caseras para dar esa falsa sensación de realismo extremo. Como en las demás entregas hay historias mejores y otras peores. En este caso a mi me convenció la historia ambientada en el terremoto de México y poco más (hay una historia ambientada en un lago que pretende ser un hilo conductor a lo largo del film pero que su desenlace no lleva a ningún sitio). No merece mucho más la pena ni rescatarla más adelante, sigo quedándome con la primera entrega y con la divertida “The ABC of death” en cuanto a contar historias cortas.

“Cobweb” es una película coreana con el siempre efectivo Song Kang-ho en el papel de un director de cine que rueda una película con cierto tono noir que acaba siendo más un culebrón rocambolesco que otra cosa. No acabo de entender qué pintaba en el festival ya que ni le vi componente fantástico ni de acción como para formar parte de la sección Noves Visions, siendo su clausura. Dirigida por Jae-woon Kim director de joyas como “A bittersweet life”, “Encontré al diablo” o “El bueno, el malo y el raro” se aleja mucho de su tono habitual y nos deja una comedia sobre cine dentro de cine sin más que aportar. “Les chambres rouges” es una película que polariza al público. Sé de gente que salió entusiasmada y la considera de las mejores del festival. En mi caso me pareció una buena historia con un ritmo lento que lastra la narración. Una historia de venganza fría donde una mujer pretende encontrar pruebas para encerrar a un pederasta a través de webs ocultas. Al final me pareció larga para lo que cuenta y con un tono frio, donde no empatizas con la protagonista. Insisto que tal vez no entré en ella y respeto a aquellos que sí lo hicieron. Posiblemente le acabe dando una nueva oportunidad en un futuro.

“We are zombies” ha sido la única cinta de zombies que he podido ver y vuelve por enésima vez a la comedia donde los zombies estan integrados en la sociedad y son un reflejo de nosotros mismos como ovejas que van al matadero. Que fuera una revolución “Shaun of the dead” o incluso “Zombieland” no implica que todas las cintas de zombies deban ser comedias para adolescentes. Sin ir más lejos, hace unos años en el festival se proyectó la cinta belga “Yummy” donde el humor estaba en cuentagotas y la sangre brotaba por doquier y daba la sensación de ver una verdadera película de terror de zombies. Pues eso, que no ha sido el caso esta vez. Decepciones “The forbidden play” se presentaba, con premio mediante, como la nueva cinta de terror del apdre del J-horror Hideo Nakata, creador de “The ring” o “Dark water” y ni más lejos de la realidad. La cinta es muy suave, su horror es lejano y acaba siendo una amalgama de géneros sin saber muy bien por donde tomarla. Como ya me pasó en otra ocasión hace unos años con otra cinta que ni recuerdo el nombre, parece ser que el J-horror se centra hoy en día más en atraer nuevo público con productos más descafeinados que en recuperar o actualizar ese espíritu rompedor de los años 90 o 2000. En este caso hay momentos que pretende dar con una historia típica de maldiciones para luego girar hacia una comedia absurda (gracias a dos personajes) para a continuación abandonar dicha idea y dar con una especie de ritual heredado de padres a hijos. Me pareció un sinsentido a título personal, pero si se toma como una cinta para acercar el terror a jovenzuelos despistados y conocer el terror japonés, pues bien, que a continuación vean “The grudge” o “The ring” y comparen.

“Sorcery” es una cinta chilena sobre brujería donde ésta destaca por su casi total ausencia. Durante gran parte del metraje la historia de venganza de una chica contra los asesinos de su padre se diluye en un mar de hechizos, chamanes y el terror supuestamente se descubre de una forma facilona que quita toda posible intriga o sorpresa. No la recomendaría ni como reflejo de otras culturas o religiones ni como cinta de terror, lenta donde apenas ocurre nada y el final no es satisfactorio.

JOSÉ ISAAC PELLICER.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *